Plata & quemada

Hoy, tres ítems polémicos, tanto por separado como en su combinación.

Soy consciente de que pocas personas se los pondrían… quizás por eso me gustaron y me llamaron la atención.

De todas maneras, creo que el jean “metálico” tendrá sus adeptas durante el 2012.

Presento, entonces, los ítems de hoy:

-Plata: el jean de Zara, comprado en el 2011, con corte más bien de chupín pero no tan ajustado, y con cierres en las botamangas.

-Quemada: la remera rocker de Chaser, con agujeros (sí, la compré así, como ya conté en otra entrada).

-Y para dar un toque de color, el cinturón de lentejuelas de Forever 21.

Como accesorios, pulseras plateadas de Indian Emporium (y esmalte al tono).

No doy mucho la cara en las fotos porque no fue mi mejor día. La segunda parte del título es bastante certera en este momento.

Besos

Anuncios

Love is life

Hoy, simplemente, me inspiro en la filosofía Ho’oponopono (por cierto, muy interesante) y me limito a repetir lo que dice mi remera: Love is life.

La compré en una época difícil de mi vida (esta) como un mensaje de esperanza. Ya sé, es una manera muy emocional de racionalizar el consumo. Pero sentía que, más allá de todo el caos que me rodeara y que hubiera en mi interior -como es adentro es afuera, para seguir en la misma línea de pensamiento-, me hacía bien usar esa remera con ese texto. Necesitaba energías positivas en un momento crítico (los genios del marketing, por supuesto, especulan con sentimentales como yo). El amor vende, finalmente. Por lo menos, remeras que contengan esa palabra.

De manera que los ítems de este semi-look (ya expliqué el por qué no estoy mostrando zapatos) son:

-remera gris melange (también viene en blanco y negro) de esta temporada de Allô Martínez. La gracia -y eso influyó en mi decisión de compra- es que tiene un amplio escote en la espalda,

-bandeau gris de Forever21,

-short de Oxdans,

-y, como accesorios: los ultraconocidos brazaletes plateados, uno de Indian Emporium y el otro de Nina Piu. Y el colgante de coronita de María Rivolta

besos

Fondo blanco

Hoy les presento una de mis últimas adquisiciones anteriores a esta nueva etapa de abstinencia de compras: un short de Jazmín Chebar, de esta temporada. Sobre un fondo blanco -también viene en negro, pero a mí me gusto más esta versión- se destacan manchitas y pinceladas en colores flúo. Supe que era para mí ni bien posé mi mirada sobre él, tal como me sucedió con el vestidito Río.
Probé combinarlo con muchísimas cosas y siento que va bien con todas pero, para presentarlo acá, elegí redoblar la apuesta flúo con un vestido deportivo (que adapté para el uso urbano), también comprado este año. En algunas fotos sale anudado y en otras por debajo del short. No es muy largo así que se adapta a ambos usos.
Para imaginar que estoy en la playa (en algún momento ahora desconocido para mí me pasearé con este conjunto), agregué sombrero -de la Feria de las Naciones- y canasta de mimbre. Ya conté la historia de esa canasta: la compré hace poco más de un año en Normandie a $39, luego de haberla visto a más de $100 en dos lugares muy top.
Como accesorios, además:
-brazalete plateado -muchas veces mostrado- de Indian Emporium
-y mi pañuelo de mariposas de Forever 21, a manera de cinturón
Besos

De a poco

después de mi viaje cumpleañero a Uruguay (para quienes no saben, cumplí 34 el 29/6) y de varias otras cosas que están pasando en mi vida, intento retomar este espacio. De a poco.
Hoy comienzo con lo que visto justamente hoy. Es todo viejo, en un par de casos muy viejo. Las compras siguen estando lejos de mi panorama.
Items:
-pollera tubo negra de gasa con enagua de EF, de hace 15 años aprox. (de hecho la marca ya no existe),
-blusa blanca de viscosa con jabot que yo usaba cuando tenía 15 años y adhería al look “piratas del caribe” ya que el corte es muy amplio, como se ve en las fotos. Con algo ajustado abajo, me sigue gustando esta prenda, aunque hace mucho tiempo que no la usaba. Es de D’antin, marca de mi adolescencia que dudo siga existiendo,
-collar de “perlas” con moño de raso de Indian Emporium,
-brazaletes plateados para sostener los puños de las mangas y lograr un mayor efecto “balloon”. Uno es de Indian Emporium y otro de Nina Piu,
-medias negras,
-mi blazer negro Delaostia,
-y para el dar el toque de color, mis botas Paruolo suela -virando al ladrillo como se ve, de forma intencionalmente exagerada, en una de las fotos-, cinturón Nina Piu al tono y guantes de cabritilla esmeralda de Carpincho.

besos

Simply red

Hoy, como en otras ocasiones, mi look de ayer.
Es muy simple porque el protagonista es el vestido y su color rojo (ahora que está de moda describir los colores con tonos comestibles, se podría decir que es un rojo sandía). Lo compré en Allô Martínez hace 2 años, es casi una prenda rara para el estilo de esa marca porque es más bien clásico y con cierto aire retro por el tipo de figura que hace. Está confeccionado en tejido de punto, con largo a la rodilla y lazo a la cintura: es realmente muy cómodo porque tiene buena caída y no genera roces molestos por ningún lado. Pero -a mi criterio- lo que hace que el vestido valga es su color: en la foto byn se ve que, en gris o negro, sería una cosa completamente diferente.
El año pasado lo vi en el outlet de calle Córdoba, pero ya no en este color; creo que lo tenían en violeta.
Acompañaron al vestido:
-pañuelo Complot también de hace dos años, también con cierto aire retro
-medias rojas compradas en indian emporium
-y -no llegué a sacarles fotos- las mismas botas de Paruolo negras y altas que mostré en el look inmediatamente anterior a este.

Y, antes de despedirme, incluyo la reseña de una nota que leí en mi sitio de cabecera en lo que a moda se refiere -madmoizelle- y me gustó mucho (soy fan de los sombreros). Se trata de los sombreros o tocados más “raros” que se ven en las vidrieras europeas. Los 4 modelos elegidos son el sombrero “gorro de baño”, el sombrero “turbante”, el moño tañano jumbo y el sombrero “galletita”. Por caso, el primero lo venden en Asos y el segundo, en Urban Outfitters.
Y a propósito de los moños: en varias notas leí que son uno de los grandes protagonistas de la temporada primaveral europea y se ven en todo tipo de prendas.
En otra nota del mismo sitio, leí también que en una cadena de tiendas de las más famosas -no recuerdo cuál de ellas- están vendiendo guirnaldas de flores para la cabeza y tal parece que las teens los usan… veremos si esa moda llegá aquí.
Mi preferido de todos estos es el sombrero galletita, que me encantó: sólo que me gustaría encontrar uno con un golpe menos de horno, más clarito. De todas maneras, no vi ninguno así en Buenos Aires (mejor, porque tampoco podría comprarlo en este momento).
Besos

Babélico

Hoy, un post acerca de un día muy ecléctico, como los libros que componen la torre de babel creada por Marta Minujín en la plaza San Martín, que fue una de las paradas de mi recorrido.
Ayer visité el local de mi amiga Luciana Ibarra y sus hermanas -Ibarras- y saqué algunas fotos que incluyo en el post. Casi todo lo que venden es diseñado por ellas mismas y el estilo es muy urbano: calzas con estampados diversos, monos sueltos y coloridos, vestidos largos, pantalones de corte amplio… si algún día están paseando por Palermo y tienen ganas de visitarlo, está ubicado en Fitz Roy 1616 (entre Honduras y Gorriti). Y quizás, si tienen hijos/sobrinos/ahijados pequeños, se pueden ir con el plus de una foto con Carolina Ibarra, la famosa chica “zapping zone” que es hermana de Luciana y a veces anda por el local.
Después me fui a comer a Tancat, clásico de clásicos porteño: ¿no lo conocen todavía? Tienen que ir a comer una buena tortilla o algún pescadito si les gusta. Mi elección de ayer fue trucha a la manteca negra, ultra deli. Dirección: Paraguay casi Florida.
Y, para cerrar la noche, algunas fotos nocturnas de la mencionada torre de babel (sin pretensiones porque fueron sacadas en dos minutos y con camarita casera… y ya se sabe que las fotos nocturnas requieren cámara más pro). Es una obra que bien vale una visita y quedan algunos días para ir ya que, por lo que sé, la desarmarán el 28.
Mi look casi no se ve, pero estaba black and blue y tenía puesto lo siguiente:
-mis “jeggings” negros de Zara
-remera del outlet de Materia, en una tela de acabado brilloso y con muchos volados ($15 hace más o menos un año)
-pañuelo en cuadrillé blanco y negro de Christian Lacroix
-mi camperita de “cuero” de Indian Emporium
-botas texanas Clona
-aros dorados de Todo Moda, viejísimos
-y colgante de camarita de Complot.
Besos
ibarras 1

ibarras2

la trucha (mmm veo la foto y me da hambre)

la remera más de cerca

bis

Y más Ibarras:

Little green riding hood

Como ya dije más de una vez, mi color favorito es el verde: no por nada mi sueño es vivir en el campo o en un entorno natural lo más lejos posible de Buenos Aires… y a falta de esa posibilidad, trato de ver verde en mi casa, aunque sea en la ropa.
Por eso, hoy, me visto con:
-un pañuelo verde indio de Indian Emporium estilo tapicería -es cuestión de gustos, en lo personal me gusta ese estilo- comprado el año pasado, en mi viaje de cumpleaños a Uruguay (que espero este año poder repetir… faltan 53 días). Justo agarré la liquidación y me salió $35; muy económico, considerando que es muy versátil. En esta ocasión lo usé como pollera, con cintura alta, y para que todo quedara en su sitio utilicé un cinturón negro trenzado también de Indian Emporium, comprado en febrero a módicos $10 arg. (aprox.),
-capa verde esmeralda de Rapsodia (que, en rigor de verdad, también vino de Uruguay porque es del célebre “Manos del Uruguay”) comprada hace muchos años, 10 aproximadamente. Ya está próxima a jubilarse pero cumplió más que dignamente sus servicios durante todos estos años. En términos estrictos no cumple con los requisitos de una “riding hood” propiamente dicha ya que le falta la capucha y podría ser más larga… pero es del estilo,
-pulsera de “perlas” verdes de Mundana,
-mi super utilizado prendedor verde de Nina Piu… super amortizado por los $15 que costó,
-aros verdes también de Nina Piu,
-esmalte verde (1 capa de verde furioso de Regina + 1 capa de hippie chic Colorama),
y acompañando al verde:
-medias blancas,
-botas italianas “trapo de piso style” compradas también en Uruguay, en Magma, el año pasado (son lo más cómodo que hay),
-y sweater negro Forever21.
Y como invitada para las fotos, canastita de mimbre con detalles en verde, rosa y fucsia (comprada en Normandie a $39 y vista en La Mercería a $100). Yo la sobreexigí y se destruyó bastante, así que ahora la uso de florero (con botellas adentro), como se puede ver en el reciente post “Read pink”.
Besos