Plata & quemada

Hoy, tres ítems polémicos, tanto por separado como en su combinación.

Soy consciente de que pocas personas se los pondrían… quizás por eso me gustaron y me llamaron la atención.

De todas maneras, creo que el jean “metálico” tendrá sus adeptas durante el 2012.

Presento, entonces, los ítems de hoy:

-Plata: el jean de Zara, comprado en el 2011, con corte más bien de chupín pero no tan ajustado, y con cierres en las botamangas.

-Quemada: la remera rocker de Chaser, con agujeros (sí, la compré así, como ya conté en otra entrada).

-Y para dar un toque de color, el cinturón de lentejuelas de Forever 21.

Como accesorios, pulseras plateadas de Indian Emporium (y esmalte al tono).

No doy mucho la cara en las fotos porque no fue mi mejor día. La segunda parte del título es bastante certera en este momento.

Besos

Love is life

Hoy, simplemente, me inspiro en la filosofía Ho’oponopono (por cierto, muy interesante) y me limito a repetir lo que dice mi remera: Love is life.

La compré en una época difícil de mi vida (esta) como un mensaje de esperanza. Ya sé, es una manera muy emocional de racionalizar el consumo. Pero sentía que, más allá de todo el caos que me rodeara y que hubiera en mi interior -como es adentro es afuera, para seguir en la misma línea de pensamiento-, me hacía bien usar esa remera con ese texto. Necesitaba energías positivas en un momento crítico (los genios del marketing, por supuesto, especulan con sentimentales como yo). El amor vende, finalmente. Por lo menos, remeras que contengan esa palabra.

De manera que los ítems de este semi-look (ya expliqué el por qué no estoy mostrando zapatos) son:

-remera gris melange (también viene en blanco y negro) de esta temporada de Allô Martínez. La gracia -y eso influyó en mi decisión de compra- es que tiene un amplio escote en la espalda,

-bandeau gris de Forever21,

-short de Oxdans,

-y, como accesorios: los ultraconocidos brazaletes plateados, uno de Indian Emporium y el otro de Nina Piu. Y el colgante de coronita de María Rivolta

besos

Fondo blanco

Hoy les presento una de mis últimas adquisiciones anteriores a esta nueva etapa de abstinencia de compras: un short de Jazmín Chebar, de esta temporada. Sobre un fondo blanco -también viene en negro, pero a mí me gusto más esta versión- se destacan manchitas y pinceladas en colores flúo. Supe que era para mí ni bien posé mi mirada sobre él, tal como me sucedió con el vestidito Río.
Probé combinarlo con muchísimas cosas y siento que va bien con todas pero, para presentarlo acá, elegí redoblar la apuesta flúo con un vestido deportivo (que adapté para el uso urbano), también comprado este año. En algunas fotos sale anudado y en otras por debajo del short. No es muy largo así que se adapta a ambos usos.
Para imaginar que estoy en la playa (en algún momento ahora desconocido para mí me pasearé con este conjunto), agregué sombrero -de la Feria de las Naciones- y canasta de mimbre. Ya conté la historia de esa canasta: la compré hace poco más de un año en Normandie a $39, luego de haberla visto a más de $100 en dos lugares muy top.
Como accesorios, además:
-brazalete plateado -muchas veces mostrado- de Indian Emporium
-y mi pañuelo de mariposas de Forever 21, a manera de cinturón
Besos

Little green riding hood

Como ya dije más de una vez, mi color favorito es el verde: no por nada mi sueño es vivir en el campo o en un entorno natural lo más lejos posible de Buenos Aires… y a falta de esa posibilidad, trato de ver verde en mi casa, aunque sea en la ropa.
Por eso, hoy, me visto con:
-un pañuelo verde indio de Indian Emporium estilo tapicería -es cuestión de gustos, en lo personal me gusta ese estilo- comprado el año pasado, en mi viaje de cumpleaños a Uruguay (que espero este año poder repetir… faltan 53 días). Justo agarré la liquidación y me salió $35; muy económico, considerando que es muy versátil. En esta ocasión lo usé como pollera, con cintura alta, y para que todo quedara en su sitio utilicé un cinturón negro trenzado también de Indian Emporium, comprado en febrero a módicos $10 arg. (aprox.),
-capa verde esmeralda de Rapsodia (que, en rigor de verdad, también vino de Uruguay porque es del célebre “Manos del Uruguay”) comprada hace muchos años, 10 aproximadamente. Ya está próxima a jubilarse pero cumplió más que dignamente sus servicios durante todos estos años. En términos estrictos no cumple con los requisitos de una “riding hood” propiamente dicha ya que le falta la capucha y podría ser más larga… pero es del estilo,
-pulsera de “perlas” verdes de Mundana,
-mi super utilizado prendedor verde de Nina Piu… super amortizado por los $15 que costó,
-aros verdes también de Nina Piu,
-esmalte verde (1 capa de verde furioso de Regina + 1 capa de hippie chic Colorama),
y acompañando al verde:
-medias blancas,
-botas italianas “trapo de piso style” compradas también en Uruguay, en Magma, el año pasado (son lo más cómodo que hay),
-y sweater negro Forever21.
Y como invitada para las fotos, canastita de mimbre con detalles en verde, rosa y fucsia (comprada en Normandie a $39 y vista en La Mercería a $100). Yo la sobreexigí y se destruyó bastante, así que ahora la uso de florero (con botellas adentro), como se puede ver en el reciente post “Read pink”.
Besos

Möoi & Moai

(o “todo tiene que ver con todo”)
Algunas personas que lean este post sabrán a qué hace referencia el título; otras no, así que vamos por partes:
Möoi:
Möoi es un bar-restó muy coqueto que se encuentra en Belgrano, ahí nomás de la famosa Iglesia Redonda y en la misma manzana de la también célebre “Casa del ángel”, que hoy en día es un edificio con un pequeño paseo de compras. En lo que a mí respecta, me encanta este bar y su decoración, perfectamente podría vivir en una casa así ambientada. Tanto me gusta que el año pasado quise celebrar mi cumpleaños allí… pero tenía ya agendado mi viaje al glaciar Perito Moreno – Torres del Paine – Puerto Natales, así que finalmente terminé cayendo en la triste realidad de que era una cosa o la otra.
Esta semana se cumplió un año de su inauguración y ayer algunas clientas fuimos invitadas a una degustación de té. En rigor de verdad, algunas clientas y un hombre, Christophe; las fans de la primera hora del canal Gourmet sabrán a quién me refiero: al cocinero francés histórico de ese canal, quien fue con su mujer, muy bonita y con mucho model style (alta y flaca). 
Degustamos:
-Té blanco Pai Mu Tan: muy suave y almibarado y -según dicen- el más antioxidante de todos. Si les interesa, este té lo pueden comprar (o probar) en Chez Pauline, donde por cierto también averigüé para festejar mi cumple… se nota que lo mío son las casas de té.
Además, les comento que el 12 de mayo se realiza allí una degustación de té, evento más que recomendado si les interesa el tema. Eso sí: cotiza nada despreciables $120, que se amortizan un poco ya que entregan algunos regalitos. Las hacen periódicamente.
Maridado con: biscottis de frutos secos.
-Té verde Gyokuro: si están acostumbrados al té verde tipo Taragüí (que por lo menos a mí no me gusta nada, me resulta muy fuerte y con gusto a cubito knorr) esto es nada que ver… mucho más suave y rico. Lo recomiendo fervorosamente. Se consigue en la casa de Japón y supongo que por el barrio chino en algún recoveco también.
Maridado con: lemon bars (en möoi las hacen moooy bien para mi gusto).
-Té negro Black Caramel de la reconocida marca chilena Zoe!. Muy muy rico si les gustan los tés dulces, este incluye -obviamente- caramelo y notas de vainilla y frutas secas. Tealosophy tiene un blend muy similar, el Frida’s Almond. 
Maridado con: shot de fundido de chocolate y delicia de frutos rojos (frutillas y frambuesas + crema y merengue).
-Y otro té negro versión Chai con canela y cardamomo, maridado con torta cremosa de chocolate.
Todo exquisito, realmente una tarde amable.
Retomo ahora la segunda parte del título,
Moai:
Esta semana definí que en octubre me voy unos días a ver los moai (parece que es así sin s) a la Isla de Pascua; en parte por eso (aunque no únicamente por eso) es que decidí reducir a cero las compras de ropa en esta temporada, dado que no es un viaje barato. Si bien ese destino no era mi primera opción, hace mucho tengo el sueño de conocerlo y estoy muy ilusionada con este viaje. Por supuesto, como corresponde a toda viajera obse, además ya tener los pasajes tengo todo mi itinerario prácticamente definido… pero si algun@ de los lector@s ha visitado ese lugar y quiere hacer algún aporte al respecto, será más que bienvenido.
Les dejo algunas fotos del salón del primer piso de  Möoi, donde se realizó el evento, y de mi look para esa tarde. Es una variante del navy look que presenté alguna vez en el comienzo de este blog:
-Jean rojo Vitamina
-Blazer azul con moño Forever 21
-Remera Blancanieves Ona Saez (me gusta la combinación rojo + azul + gris)
-Mis brazaletes plateados Indian Emporium 
-Aros Nina Piu (turquesa -aunque sea en un detalle- y gris también es una combinación que me gusta)
-No mostré zapatos porque no me había decidido al momento de las fotos… finalmente usé unos rojos.
-Y para introducir el ítem “Easter” salen unos huevitos de pascua Milka… no soy de comprar huevos en Pascua pero vi estos en Jumbo y los tomé como un elemento de decoración. Efímero, pero colorido.
Besos

A rose is a rose is a rose

… así decía gertrude stein y al ver este vestido pienso inevitablemente en ese poema.

En fin, el sábado tengo: no sólo el casamiento de una gran amiga, sino también encuentro federal con nada menos que ¡24 amigas más!

La ocasión amerita tirarse las plumas encima y como no es cuestión de dejar la elección del vestuario para el mismo sábado, tengo tres opciones en mente y hoy me probé una.

El vestido es a estrenar, de forever 21 comprado el año pasado. Es fucsia de una tela que a la vista es una especie de mezcla entre shantung y tafeta tornasolada. Como casi todos mis vestidos de fiesta, tiene un solo hombro y en este en particular, en la línea del escote, hay toda una hilera de rositas “arrepolladas” que le dan el toque diferente.

El corte de la cintura para abajo es bastante balloon, como se ve cuando me siento y el vestido “rebalsa”… hay que llevarlo y soy consciente de que es un tipo de corte que tiene sus detractores, sin embargo a mí gusta.

Si lo uso, no creo que me ponga ni aros ni collar porque le robarían el protagonismo a las rosas. Sí usaré pulseras similares a las de la foto, en verde y rosado o fucsia. Las que usé esta vez ya las he mostrado y son de Andan Locas, Clandestine y Nina Piu.

Zapatos: sandalias Natacha modelo “Cenicienta” ya que parecen hechas de micro-cristalitos.

Maquillaje: verde, gris y rosa

Peinado: a definir, eso sí lo veré el mismo día.

Como se observa en la foto b y n (que incluyo a propósito para que se vea el contraste) el gran punto fuerte de este vestido es el color. Veremos, tengo un par de días para decidir, mañana o pasado publicaré otra opción y el fin de semana o el lunes les mostraré las fotos de la elección final.

Besos





Chasing a chaser

Hoy les presentaré una de mis (pocas, ¿eh?) compras uruguayas.

La prenda en cuestión fue adquirida en mi adorado Magma y es de Chaser, una marca relativamente joven (fue fundada en 1988) de remeras de estilo punk rock. Si lo tuviéramos que relacionar con alguna marca argentina, personalmente la asociaría con AY not dead, que quizás la haya tomado como una de sus fuentes de inspiración, nunca se sabe.

La remera que compré es de esas que si se las ve una mujer a su pareja, o una madre a su hijo, la tira sin piedad a la basura de tan agujereada que está. Por uno de los agujeros incluso puede pasar mi cabeza.

Pero me la banco: a mí me gustó.

Después de haberla comprado, e investigando sobre la colección en facebook, encontré una foto de hace unos meses de Lauren Conrad luciendo esta misma remera con un chaleco de estilo lejanamente parecido a uno que tengo de Markova. De manera que, para jugar un poco (y aunque obviamente no es apto para nuestras temperaturas actuales) hice algunas fotos con el chaleco.

Esta es la foto de LC:

En favor de la gente de Magma, debo decir que estuve rastreando el precio USA (dado que allá aún la venden) y era casi igual al que yo pagué.

A continuación mis fotos. Acompañan a la t-shirt:
-Jean boyfriend Vitamina
-Mis stilettos con tachas de Forever 21
-Y el chaleco de Markova
Los colorines están tan grises como el día… a propósito, claro.

besos