Guías y rutas

Será que como me voy de viaje por mi cumpleaños (a Uruguay, por supuesto) dentro de unos días me estoy poniendo turística a nivel inconsciente… no sé. La cuestión es que el viernes coincidieron en mi vida las palabras “ruta” y guía”, con todos los significados -literales y metafóricos- que ellas denotan y connotan.
Hablando de “inconsciente” les cuento que el viernes fui a ver una obra de teatro off llamada “El Guía”, donde actúa Jazmín, la dueña de Bimba, la propuesta vintage que presenté hace unos días y de la que se ha hablado también en blogs amigos. Por cierto, aún me falta mostrar 2 de las 3 prendas que compré en Bimba; ya las verán.
La obra tiene mucho que ver con la terapia y la psicología en general, pero se vale de esos recursos para hablar de temas universales de los que -directa o indirectamente- somos muchas veces protagonistas o testigos. El trabajo de los actores (5 en total) es muy intenso; la energía que despliegan es tanta que es difícil permanecer indiferente. En definitiva, es una obra que recomiendo y pueden ver los viernes a las 21 horas en el centro cultural “El Portón de Sánchez”, en Sánchez de Bustamente 1034 (a metros de avenida Córdoba).
Para saber más de la obra, pueden consultar su blog: elguiaobradeteatro.blogspot.com.
En las fotos, lo que me puse para ir al teatro (en rigor de verdad estuve todo el día vestida así, por eso lo califico como “look de día”). Fueron sacadas muy a las apuradas, de manera que no tienen mucho detalle. Pero, salvo los aros, ya he mostrado todas las prendas.
Items:
-remera Complot del año pasado donde está el tema de las rutas con la famosa frase de William Blake “la ruta del exceso conduce al palacio de la sabiduría”. Una frase muuuy Osho, además.
El tema con las remeras de Complot es que ni bien las sacan las usan tantas pero tantas chicas que a veces se lucen más a la siguiente temporada, cuando la vista ya no está tan saturada con la misma frase o estampa. De todos modos, por supuesto he usado bastante la remera el año pasado también.
-debajo de ella, la clásica camiseta de microfibra (Cocot)
-sobre ella, el chaleco peludo de Markova off white (comprado el año pasado, pero este año con el auge de las prendas peludas tienen símiles por todos lados)
-el pantalón elastizado negro con apliques animal print de Jazmín Chebar (una de mis últimas compras de este año)
-mis botas largas suela de Paruolo (en las fotos salieron bastante oscuras)
-pulseras doradas de Nina Piu
-aros colgantes muy largos, con cadenitas, plumitas, pompones y pelotitas (para hacerle honor a lo de “la ruta del exceso”) también de Nina Piu. Se lucen mucho más con prendas de verano cuando no “chocan” tanto con la ropa, pero tenía ganas de usarlos.
Aviso parroquial: estoy en proceso de búsqueda de una reflex usada (una nueva se me va bastante de presupuesto en este momento), si de casualidad alguien que esté leyendo tiene una en venta, agradecería que me enviara un mail con los datos.
Besos

To fit or not to fit

Entre las preguntas y cuestiones que hoy inundan todos los terrenos de mi vida, probablemente la que le da título a este post no sea la más importante.
Pero, dado que en las fotos aparece un elemento representativo de esa cuestión, me ocupo de ella.
En pos de poder desarrollar un proyecto profesional -que avanza paso a paso- además de suspender mis compras de ropa, tuve que recortar otros gastos. Por ejemplo, el del gimnasio (megatlon se estaba yendo a las nubes y sólo tenía el descuento del club europeo que no es que bajaba tanto la cuota). Por lo tanto, incorporé a mi vida (o estoy tratando de hacerlo) el ejercicio diario de otras maneras: salir a caminar y a correr y hacer rutinas con la fit ball que aparece en las fotos.
Ya había probado la fit ball hace exactamente 10 años (cuando hacía pilates en el entonces spa de Tamara di Tella) y esporádicamente en el gimnasio hace mucho menos tiempo, pero nunca de manera constante. ¿Funciona? ¿No funciona? A fin de año examinaré el estado de mis músculos y les contaré.
Equipo (de ayer, hoy estoy trabajando en casa y no me vestí para salir al mundo aún):
-blusa/ vestido Vitamina que ya he mostrado unas cuantas veces
-debajo de él, camiseta de microfibra de Cocot
-medias negras de la competencia (Silvana)
-botas negras de Paruolo de hace 3 años
-sweater entre verde seco y gris con hilitos de lurex y tejido abierto, comprado en la mercería en 2007
-sacón verde agua Jazmín Chebar -con hilitos de colores en la trama- comprado en la misma época que las botas
-prendedor Nina Piu y pulsera Mundana que también he usado recientemente.
Hasta pronto (espero)