Amazónica

Amo los caballos y quizás sea por eso que me encanta la ropa que tiene un aire ecuestre. Entre otras cosas, me gustan mucho los blazers con faldones.
El que usé hoy es casi casi una levita, comprado hace dos años en Paula (CDA). Me acuerdo de que lo tenían en azul marino también; con placer hubiera comprado los dos pero no pude… quizás lo encuentre algún día en un outlet. En verde inglés también me gustaría tenerlo, eso es incluso más fácil porque basta con encontrar una buena modista.
Al ver las fotos, noté que 1) la camisa está bastante arrugada abajo, cosa que solucioné luego planchándola y 2) en casi todas ellas salí con la mano en el pelo. En parte se debe a que quería que se vieran las uñas celestes, pero puede deberse también a que inconscientemente trato de ordenar todos los pensamientos que bullen en mi mente cual mujeres en un local con el -35% de sorpresa Santander Río (no es mi caso; no sólo que ya no compro ropa, tampoco estoy comprando cosas para mi casa. Salvo comida que, todavía, consumo).
Además del blazer, me vestí con:
-camisa Cardón negra con gran escote con volados
-sobre ella, remera sin mangas negra de pana sintética NN, muy viejita pero sin mucho uso
-pañuelo de seda (si le creemos a la etiqueta… nunca quemé un hilo) en cuadrillé blanco y negro
-mi jean negro cheap Normandie
-cinturón de Todo Moda (el de $16)
-muchas pulseritas doradas y negras de Nina Piu
-cartera animal print para darle un toque que levantara los colores sobrios
-y botas color “hielo” de Ferraro, del año pasado.
Abro paréntesis para contar algo que varios de mis lectores no saben: estoy armando una pequeña colección de zapatos que por supuesto mostraré cuando vea la luz (faltan unos cuantos meses). En este momento estoy haciendo muestras para mi uso personal (la primera estará lista dentro de un mes aprox.) y charlando con mi instructor en el tema, que es maestro zapatero, él -que está desde hace muchos años en eso y sabe bastante del paño- me contó que Ferraro es una de las mejores opciones en cuanto a calzado argentino en su gama. En lo personal, es una marca que me gusta mucho. Pero mis propios zapatos van a ser diferentes y tendrán una particularidad que los hará bastante especiales. Ya los verán: cuando conozcan el primer par, estoy segura de que se darán una idea del espíritu de la colección y de sus particularidades.
Por ahora, debo seguir haciendo otras cosas, así que me despido. Besos