Las apariencias engañan

No. No es que me me casé en secreto y por eso me vestí así. Como la gente que me conoce sabe, si algún día me casara (cosa que está más lejana de mi vida que la harley de la que hablaba ayer) sería en el campo, con botas texanas y sombrero ídem, y por supuesto entraría a caballo al mejor estilo calamity jane. Eso me hace pensar que en una dimensión paralela (son los resabios de lost que hizo estragos en mi mente) debo estar dando un recital de música country mientras le doy a una botella de bourbon.
Pero, si bien no usaría un vestido así para casarme (y creo que tampoco me casaría, pero esa es otra historia) me encantó cuando lo vi en wanama hace justo un año. Aposté a mi santa paciencia y me lo compré en época de liquidación, aunque lamentablemente el descuento de la liquidación era casi lo mismo que nada.
Es un vestido muy sencillo de plumetí de algodón off white con escote strapless, largo y con bordados en el ruedo. En la feria de las naciones de este año vi cantidad de vestidos muy parecidos en el stand de Var’s.
El tema con este vestido es que es bastante transparente, así que para la vida urbana lo uso siempre con algo abajo, en este caso un bandeau y unas calzas color piel.
Y para respetar la onda sencilla, como único accesorio elegí un “collar” deshilachado de puntilla y tafeta, que me hice con el ruedo de una pollera muuuuy viejita de materia (oportunamente comprada en el outlet a $10).
Como abrigo: la misma campera de jean que usé el sábado a la noche, que es mínima.
Como “cartera” -y dado que tenía que llevar mil cosas- usé una bolsa de yute con estampado de arabescos blancos, comprada en la feria de las naciones por poco más de $10 (otro día se las muestro, pero quienes fueron a la feria seguro la ubican porque la vendían hasta en el patio de comidas).
Y en los pies, muy fiel a mi estilo: botas texanas (no las muestro porque todo venía tan clásico –en relación a lo que suelo usar- que preferí dejarlo así). No, no soy atérmica pero todavía no me dan calor, así que las sigo usando. Aprovecho para decir que las polémicas texanas son mis botas favoritas, así que 1) en la medida que vaya aumentando mi colección, iré mostrando algunos pares y 2) si alguien ve algún par muy loco y original, agradeceré que me avise. Por ahora, los pares que están en mi wish list son uno fucsia de Perugia, otro con flequitos de Paruolo y uno divino floreado de Wanama. Ninguno es tan loco salvo por los precios, que son literalmente una locura (por caso, las de Wanama duelen $1000… es casi como si la vendedora se las pusiera, te diera una linda patada, y recién después te las vendiera).
Así que ya saben, nadie se sienta ofendido, no es que me casé y nadie se enteró. Si alguna vez posteo una foto con sombrerito y botas, y un caballito de fondo, ahí sí pueden imaginar lo peor.

Anuncios

7 pensamientos en “Las apariencias engañan

  1. El vestido es hermoso y te queda hermoso, como paciencia no te falta para esperar te deseo querida Planet que encuentres a tu (como habrás imaginado a tu hombre, estilo que, vestido como?,con caballo tb??) … solo que no lo busques en oulet.
    Te quiero hermosa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s